alteraciones

colibri firmado

Existen oficialmente reconocidas cinco especies de colibrí. Sus excepcionales características morfológicas, alimenticias, de vuelo, etc. han determinado que sea un ave emblemática en muchos países, objeto de numerosos estudios y reportajes. Soy ornitólogo aficionado y recientemente tuve acceso al trabajo de Marco Buendía Wallaicz (probablemente el máximo experto mundial) sobre dos de dichas especies en quince años de estudio. Entre la ingente información allí volcada encontré esto: “hemos identificado dos alteraciones conductuales que afectan cada tres o cuatro generaciones a un solo individuo de cada población. Ambas están relacionadas con hábitos alimenticios. El primero de estos desordenes lo hemos denominado Prohodna (*): En esta rareza los colibríes han sustituido como fuente de alimento el néctar de las flores por el líquido ocular de algunos animales. En la ciudad de Bagua Grande pudimos entrevistar incluso a una persona que asegura haber sido cegado de un ojo por un ave pequeña. La segunda anomalía detectada, con similar cadencia a la anterior, la hemos denominado anomalía romántica: un colibrí adulto seleccionaba un único ejemplar de flor como fuente exclusiva de alimento. El colibrí condicionaba por tanto su vida a la duración (un mes en el mejor de los casos) de dicha flor.”

Hasta la fecha se desconoce el origen de esas horribles o bellas alteraciones.

(*) Nota: Prohodna es la cueva de Bulgaria (El Doctor Marco es de ascendencia Búlgara) donde se encuentran los ojos de dios, una bella curiosidad geológica.

Anuncios